ACTIVIDADES BICENTENARIO

FLACSO El Salvador implementa los Talleres de agenciamiento juvenil “¡Con el cel te lo digo!”



El Salvador necesita soluciones innovadoras para enfrentar con éxito los desafíos del desarrollo. Sin embargo, con mucha frecuencia las aproximaciones a los escenarios de futuro privilegian la voz del adulto (el político, el experto, el académico, el líder comunal). FLACSO se ha propuesto actuar de manera diferente invitando a los jóvenes salvadoreños de escuelas públicas a pensar y aportar creativamente desde lo que mejor conocen: sus experiencias de vida.

Con este fin, y con el apoyo de Unicef, FLACSO se desarrolló en el primer trimestre de 2020 una serie de conversaciones con jóvenes estudiantes de educación media de escuelas públicas. Estos Talleres de agenciamiento juvenil “¡Con el cel te lo digo!”, como se han denominado, desarrollan una dinámica de involucramiento de los jóvenes en actividades de evaluación de su experiencia educativa, de sus expectativas para permanecer o salir del país, y el acceso a servicios públicos de calidad.

Estos talleres son parte de las actividades que se ha propuesto llevar adelante entre 2020 y 2021 FLACSO El Salvador, como parte de una serie de innovadoras conversaciones y reflexiones enmarcadas en su Programa Diálogos del Bicentenario. Las actividades se realizaron de manera presencial en el seno de sus centros escolares semanas y días antes de la declaratoria nacional de emergencia a causa de la pandemia del COVID-19.

Sus resultados han dotado a FLACSO El Salvador y a sus aliados de una innovadora metodología que puede ser replicable y escalable.

Respuestas en tiempo de pandemia

Ante la nueva situación que se ha creado, y cuyos resultados son aún imprevisibles, estos tallares muestran el trabajo conjunto de especialistas, artistas y creadores, líderes comunitarios y docentes, puede aportar metodologías innovadoras para enfrentar este enorme desafío en todos los órdenes de la vida del país.

Los medios de comunicación están poniendo una enorme atención a lo que dicen los adultos (autoridades, personal sanitario, personas en cuarentena), pero poco sabemos de las preocupaciones de los jóvenes. Los efectos que está teniendo la pandemia está requiriendo de respuestas urgentes, especialmente en el caso de las niños y niñas que se están viendo amenazados por un “impacto secundario” pero igualmente grave: desarrollar ansiedad, miedos e incertidumbre.

Los entornos inmediatos de los jóvenes se han vuelto más complejos: sus hábitos y rutinas de estudio se han visto alterados radicalmente y sus espacios de esparcimiento se han estrechado al máximo; muchos jóvenes viven en condiciones de precariedad y no cuentan con condiciones para hacer un uso constructivo de su tiempo; adicionalmente, sus padres o cuidadores se encuentran sometidos a presiones laborales y económicas que afectan el ambiente de sus hogares.

FLACSO, en alianza con otras organizaciones especializadas en temas educativos se encuentra trabajando para ofrecer respuestas a la nueva realidad que enfrentan los jóvenes salvadoreños.